Comparte en tus redes:

Uno de los pasos fundamentales para el posicionamiento de nuestra empresa en la red y en el mercado es la definición del público objetivo. Dependiendo del giro, éste puede variar e implicar cientos de posibilidades. Pero no sólo se tiene que tomar en cuenta el perfil de los clientes potenciales, sino los dispositivos que más usa y su contexto socioeconómico, entre otras cosas.

Son innumerables los factores que intervienen en el éxito o fracaso de un producto. Es casi imposible saber qué es lo que sigue, qué gran campaña publicitaria tomará al mundo por sorpresa o quién será la próxima mente brillante de la publicidad; sin embargo, en colaboración con Daniel Newman, Forbes se aventuró a predecir el futuro inmediato en cuanto a tendencias de marketing se refiere y lo enumeró en 10 claves.

1.- La importancia de los dispositivos móviles

Tanto en smartphones como tablets, un gran porcentaje del público objetivo se maneja a través de dispositivos móviles, los cuales han cobrado tanta importancia que incluso Google ha decidido modificar su algoritmo para darles prioridad. Esto quiere decir que si tu página web no se ajusta a los diferentes tamaños de pantalla, vas a comenzar a experimentar ciertos problemas y desventajas en comparación con otras optimizadas para su visualización móvil.

2.- La transparencia como indicación de la relación con el cliente

Actualmente, los clientes buscan mayor compromiso de parte de las marcas. Que sean genuinas y originales, que infundan valor real a lo que ofrecen y que den servicio personalizado son algunas de las características del público exigente que regirá el mercado durante los próximos meses.

3.- Continuidad del interés por los buenos contenidos

Como sabemos, una de las maneras más sencillas para llegar al público es a través del contenido publicado en un blog. Pero éste no sólo debe enfocarse en vender u ofrecer productos o servicios, sino presentar información de interés que vaya de acuerdo con el perfil de la audiencia, su contexto y, por supuesto, nuestro objetivo. También se debe considerar tener un ritmo de actividad y una línea editorial para que se más fácil desarrollar una estrategia.

4.- Contenidos generados por los mismos usuarios

Se le debe dar cabida a una mayor participación del lector en cuanto a la creación de contenidos. Si bien las marcas conservarán el control, se recomienda crear interacción con el público escuchando sugerencias y respondiendo comentarios, además de darles seguimiento.

5.- Las redes sociales continuarán con su expansión

Se trata de un elemento decisivo para determinar el éxito o fracaso de una campaña. Tal como lo han hecho hasta ahora, las redes sociales seguirán creciendo y obligarán a las marcas a dirigir mayores esfuerzos hacia esta área.

6.- Las marcas tendrán su propio público

Si bien esto comenzó tiempo atrás, las comunidades propias de las marcas se extenderán y, por lo mismo, cosecharán tanto defensores como detractores. La interacción y acercamiento a la misma dictará los pasos a seguir por la marca y las próximas estrategias a implementar.

7.- El poder de los millenials

En lugar de etiquetar a este sector de la población, las marcas se encargarán de otorgarle un perfil de cliente potencial y, por lo tanto, buscarán acercarse a ellos de la manera más sutil posible, con el objetivo de engancharlos y mantener activo su interés.

8.- Empresas de productos, no de servicios

De acuerdo con Forbes, las buenas marcas se comportarán como empresas de productos, no de servicios, para que en lugar de buscar mantener una comunidad feliz, apuesten por la innovación. De esta manera, crearán una relación de valor con sus clientes que se extenderá a largo plazo.

9.- Apuesta por la personalización

Si bien el llamado Big Data será un elemento importante, para potenciar sus beneficios se deberá personalizar la información para que arroje resultados efectivos. Así se recompensará a quien busque entablar una relación directa con el cliente en lugar de simplemente irrumpir en los datos de los usuarios.

10.- Interés por las métricas precisas

Los tiempos de medir el éxito de una marca con base en likes, seguidores o retweets quedarán atrás, en su lugar surgirán nuevas herramientas de análisis que nos ayudarán a medir el éxito de las campañas tanto cuantitativamente como de manera cualitativa.

Deja un comentario