Una de los elementos clave para que nuestro negocio tenga éxito a través del internet es conseguir un buen posicionamiento en los motores de búsqueda. Para lograrlo, además del SEO existe el SEM, acrónimo de Search Engine Marketing, que nos permite aparecer en los buscadores con enlaces patrocinados.

Para comenzar debemos establecer dónde queremos aparecer. Si bien la oferta se reduce a Google, podría ser interesante considerar otros motores como Yahoo o Bing, en los que por la misma inversión podemos mantener una campaña activa por un periodo más largo.

Posteriormente se debe definir una lista de palabras clave a partir de cómo un cliente potencial podría buscar nuestros servicios y la zona geográfica en la que queremos que aparezca nuestro anuncio.

Una vez listo lo anterior se debe determinar el presupuesto de la campaña. Las tarifas se establecen por click, es decir, sólo pagamos cuando se accede a nuestra página web a través del anuncio; por lo que debemos designar un monto específico por cada enlace.

Por último, pero no por ello menos importante, se debe redactar un texto sobre la empresa que sea capaz de llamar la atención de nuestro público objetivo. No se trata únicamente de publicar ofertas, sino de sembrar interés en los clientes sobre nuestros productos y servicios.

El éxito de una campaña SEM depende de la correcta realización de los pasos anteriores. Si bien puede parecer sencillo, es recomendable buscar a un profesional que brinde consejos efectivos y adecuados a los objetivos que queremos alcanzar.

¿Te gustaría comenzar con una campaña para posicionar tu marca o empresa? ¡Llámanos! En Medio Digital implementamos y ejecutamos tu estrategia para aprovechar al máximo tu presupuesto.

Deja un comentario